FAQ – Consultas Frecuentes

FAQ-HOCO

HOCO. La forma de vivir mejor.

GENERALES

La fábrica donde se elaboran tus nuevas ventanas HOCO está situada en Bocairent, un pequeño pueblo en el interior del sur de Valencia. Desde nuestra red de distribuidores repartidos por el territorio nacional se hace llegar el producto finalizado y que se instala en tu hogar.

Ponte en contacto o acude a la exposición de uno de nuestros distribuidores y solicita presupuesto sin compromiso, ellos se encargarán de todo y velarán por todo el proceso.

Haz click en “Encuéntranos” y te llevará al mapa con los datos de contacto de los HOCO Estudios. Si no encuentras a tu distribuidor más cercano, puedes hacernos una consulta desde este enlace, o escribirnos indicándonos tu código postal a hoco@hoco.es

Porque van directos de fábrica a tu hogar. Nuestros HOCO Estudios están compuestos por personal experto y formados por HOCO. Ellos son los que se encargarán de medir y estudiar tu proyecto y los que realizarán el presupuesto adaptado a tus necesidades, siendo además, instaladores cualificados HOCO. De la misma manera, contamos con una red de distribuidores/ instaladores en diferentes puntos de la geografía nacional.

Por lo general no suele ser más de un día a no ser que se trate de una obra de gran envergadura. La ventana llega al lugar de su instalación completamente terminada, por lo que el proceso se resume en: desmontaje de la ventana antigua, colocación de la nueva fijándola y poniendo las juntas y sellado de la misma.

Sí, mediante los marcos de renovación de HOCO es posible instalar las nuevas ventanas sobre los marcos de madera que estén ya instalados. Por lo general, utilizar estos marcos de base suele proporcionar más rapidez a la instalación de las nuevas ventanas.

El mantenimiento de una ventana de PVC HOCO es muy sencillo. La limpieza de sus perfiles ha de realizarse con paño humedecido en jabón neutro mientras que para el mantenimiento de los engranajes se ha de aplicar un poco de aceite al menos una vez al año.

El color más común es el blanco, puesto que encaja prácticamente con cualquier estilo arquitectónico. Para aplicar el color en nuestros perfiles se utiliza la técnica de foliado de PVC y lacado de aluminio exterior, ofreciendo un gran abanico de posibilidades.

Por supuesto, es una de las grandes posibilidades que te ofrece este sistema. En el interior de la vivienda puedes utilizar el color que desees, incluso variarlo en diferentes estancias, la decisión depende de ti. Es muy común que en comunidades de edificios o de viviendas, se deba mantener una estética exterior que las unifique.

No. Las ventanas de PVC HOCO se fabrican a medida y según la necesidad específica del proyecto. Además, hay muchas diferencias entre las ventanas de PVC, de las que dependen las características estructurales, los diferentes materiales y el adecuado montaje. Factores que hacen que cada ventana de PVC, sea realmente única.

Las ventanas HOCO son sometidas a rigurosas pruebas de calidad por Entidades Certificadoras Independientes que acreditan el estado de calidad de los productos HOCO en los más altos niveles. Las pruebas de calidad que se realizan con las ventanas HOCO, a diferencia de las que realizan otros fabricantes, se llevan a cabo con ventanas incluyendo cajón de persiana, por lo que se garantiza las prestaciones de la ventana completa.

Al introducir en el interior de todos nuestros perfiles un refuerzo de acero galvanizado, su estructura se fortalece y ofrece una máxima resistencia durante toda su vida útil.

Gracias a la combinación de elementos en sus estructuras, es posible desarrollar ventanas totalmente eficientes que consiguen el más alto nivel de aislamiento térmico. Estas ventanas son utilizadas para construcciones pasivas, lo que conocemos como el Standard Passivhaus, y las podemos denominar ventanas inteligentes.

El Marcado CE es algo así como un pasaporte que garantiza la libre circulación de los productos por la Unión Europea. Esta certificación, fue establecida por la Comunidad Europea como obligatoria y se apoya en la directiva 93/68/EEC cuyo principal objetivo es la declaración del fabricante, en este caso HOCO, de que su producto cumple con los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de los Estados miembros de la Unión Europea.

Por esta razón es tan importante remarcar, que las ventanas y puertas HOCO son evaluadas antes de ser introducidas en el mercado y satisfacen los requisitos legales para ser vendidas.

La duración de unas ventanas de PVC en condiciones normales es ilimitada, generalmente no es necesaria su renovación por décadas. Por supuesto la durabilidad se mide en valores como la calidad de los materiales, un correcto mantenimiento y un uso adecuado.

Si, el PVC es un material que se recicla totalmente. De una ventana vieja, se separan todos sus componentes, ya sea vidrio, PVC o piezas metálicas y posteriormente pueden ser utilizados en otras aplicaciones y en otros campos.

No. Los materiales con los que se fabrican las ventanas de PVC HOCO son de las más altas calidades y no sufren de este problema. El PVC de baja calidad es muy susceptible a que varíe con el paso del tiempo o la exposición al sol.

AISLAMIENTO ACÚSTICO

No. El aislamiento acústico depende del espesor de los vidrios no del espesor de la cámara. Para asegurar el aislamiento acústico deberemos incrementar el espesor de los vidrios, siendo aconsejable que los vidrios tengan espesores diferentes para que cada uno aísle una determinada frecuencia.

Por lo general sí, puesto que el ruido se va perdiendo con la distancia. Sin embargo el ruido de la calle o del tráfico se suele escuchar con más fuerza en plantas altas por el efecto de canalización y la incidencia del sonido sobre la fachada.

Se ha de tener en cuenta que el ruido normal en una biblioteca es alrededor de 30dB. El silencio que se le quiera dar a un ambiente depende del uso y las necesidades, siendo normal no buscar un ruido cero puesto que se tiende a notar sonidos que antes no hubiéramos escuchado.

Es posible conseguir un nivel de ruido aceptable en el interior de nuestros hogares haciendo que tengan una equivalencia al sonido del tránsito vial. No es posible eliminarlo completamente, puesto que no todos los aviones emiten el mismo tipo de ruido y además es también diferente al sonido ferroviario, que es en alta frecuencia.

AISLAMIENTO TÉRMICO

Se simboliza con el Valor U, y se conoce como la cantidad de energía (frío o calor) que fluye entre dos ambientes con temperaturas diferentes por una superficie que las separa. Cuanto menor es este valor, más aislante es el resultado final.

Entendemos el aislamiento térmico como la oposición que tienen todos los materiales para resistir el paso del calor a través de ellos. Algunos materiales oponen más resistencia que otros, de ahí la importancia de la elección del material para nuestras ventanas.

La condensación se produce cuando la temperatura del aire es superior a la temperatura de la superficie de la ventana. Juega un papel fundamental en la condensación los materiales y las calidades con los que se elaboran las ventanas. El PVC es un aislante natural y tiene un elevado poder de aislamiento térmico, por lo que tu ventana de PVC HOCO mantiene una temperatura adecuada para que las temperaturas extremas no estén en contacto con la temperatura confort de la estancia. Utilizar un doble o triple cristal bajo emisivo evita también estas condensaciones.

Siempre que sea posible, ventilar con dos ventanas opuestas durante 10 minutos al día. Es un tiempo adecuado para renovar el aire de la habitación sin perder el calor de la estancia en los meses fríos.

Es importante realizar una correcta ventilación en nuestros hogares para no viciar el ambiente y renovarlo con aire fresco, además de para evitar exceso de humedad por una excesiva estanqueidad. La mejor hora para ventilar es la mañana y durante aproximadamente media hora, a ser posible todas las estancias de la casa. Las ventanas de PVC HOCO tienen la posibilidad de incorporar aireadores o sistemas de apertura limitada con un herraje de tercera posición para poder facilitar la renovación del aire.

Sí, es un elemento por el que pueden entrar filtraciones de aire. Por esta razón los cajones de persianas HOCO van perfectamente integrados en las ventanas y la calidad de su aislamiento está certificada en pruebas de laboratorio. Para un aislamiento óptimo HOCO te recomienda la incorporación del motor a la persiana en lugar de la clásica cinta.

VIDRIOS

Con una cámara de aire y un doble o triple cristal, el vidrio que está en contacto con el exterior se separa del vidrio que está en contacto con el interior. De esta manera se minimiza la transmisión de contraste de temperaturas y se genera un aislamiento térmico óptimo.

La composición más recomendada es entre 12mm y 16mm. En cualquier caso, siempre va a depender del tipo de vidrio del que esté compuesto, no siendo aconsejable poner cámaras superiores a 16mm, ya que se generan movimientos de aire en la propia cámara perjudicando su aislamiento.

Para la elección del vidrio es muy importante determinar las necesidades acústicas, de aislamiento y de seguridad. Siempre va a depender de las necesidades de cada situación por lo que no es posible determinar un vidrio específico.

Se trata de un vidrio de alta tecnología que realiza efecto de barrera en una de sus caras reteniendo el calor dentro de la vivienda e impidiendo que salga al exterior. Además, los vidrios bajo emisivos HOCO evitan la entrada de energía infrarroja al interior, reduciendo así la transmitancia térmica y aumentando la eficiencia energética del acristalamiento.

En el caso de un doble vidrio, lo primero que se menciona es la lámina de vidrio que va en el exterior, posteriormente la distancia que los separa (la cámara de aire) y por último la lámina de vidrio interior. Por ejemplo: 4mm + 12mm + 4mm.

Con un triple vidrio es posible generar más control solar y un mayor aislamiento tanto térmico, como acústico. La denominación de un triple vidrio de ejemplo sería 4mm + 12mm + 4mm + 12mm + 4mm.

Al incorporar gas argón dentro de la cámara de aire, se consigue mejorar de manera notable las prestaciones de los vidrios, siendo un buen complemento para el aislamiento térmico. Además, es un gas inerte y no es tóxico, no se aprecia y no es perjudicial para la salud en caso de escape. Su gran beneficio es la eficiencia energética añadida con la que mantiene el interior aislado de las temperaturas exteriores.

SEGURIDAD

Un vidrio templado en caso de recibir un impacto se rompe en cientos de pequeños pedazos minimizando así causar daño. Un vidrio laminado permanece unido y adherido a una fina capa interior de butiral de PVB para evitar que trozos afilados salgan despedidos. Los vidrios laminados, además de proteger nuestra integridad física, sirven de protección para ataques intencionados y son los utilizados en los vidrios de seguridad HOCO.

El material del que se compone el PVC está clasificado como M1 según la Norma Une 23727, correspondiendo a un material no inflamable o difícilmente inflamable. Es un elemento no propagador de las llamas, no arde si no se mantiene una llama sobre él por lo que no contribuye a la propagación del incendio.

Sí. Las ventanas son uno de los puntos clave para acceder a una casa, principalmente si se encuentran a pie de calle. Existen diferentes niveles de seguridad en las ventanas de PVC HOCO, desde la más básica a la más compleja. En una ventana de seguridad dispones de bulones de champiñón en prolongadores y ángulos y de cerraderos de seguridad en el marco, protegiéndolo y dificultando así de ser forzado. Otras opciones son instalar vidrios de seguridad (con un alto poder de resistencia al impacto) y sistemas como manillas con cerradura.

AHORRO

Sí. No hay que olvidar que entre el 20 y el 40% de la energía que se pierde de un hogar, se hace por las ventanas, por lo que su renovación es una inversión de futuro. Con unas ventanas de PVC HOCO de consumo casi nulo, gracias a sus propiedades aislantes y a la tecnología aplicada para el desarrollo de sus perfiles, es posible lograr un gran aislamiento térmico en una construcción de casa pasiva, reduciendo el consumo energético de la vivienda en un 70% con respecto a una construcción convencional.