Aislamiento acústico. El silencio en mi hogar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

¿Sabías que… los altos ruidos producen un impacto negativo en nuestra salud?

Según organismos como la Organización Mundial de la Salud, la Agencia de Protección Ambiental de EEUU y el Programa Internacional de Seguridad Química, los principales efectos adversos sobre la salud son:

Efectos auditivos como dolor y fatiga auditiva.

Perturbación del suelo.

Efectos cardiovasculares.

Estrés.

Menor rendimiento en el trabajo, escuela.

Interferencias en el comportamiento y comunicación oral.

Hoy te hablamos de cómo hacerle frente al ruido para disfrutar del descanso en tu hogar.

 

 

 

 

Normativa para el ruido.

Existen normativas reguladoras en las que los ciudadanos nos podemos amparar y que son:

  • Directiva 2002/49/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de junio de 2002 sobre la Evaluación y gestión del ruido ambiental.
  • Ley del ruido 37/2003, de 17 de noviembre a nivel nacional.

Mediante estas directivas se regula la emisión del ruido, así como la cantidad de decibelios emitidos en las diferentes franjas del día: diurna, vespertina y nocturna.

 

 

 

 

 

El ruido.

Para tratar este problema, hemos de identificar dos tipos de ruido:

  • Los que se trasmiten por el aire: son los más sencillos de eliminar. La principal fuente de contaminación acústica se produce por el tráfico, con un 80%. Por detrás tenemos los ruidos procedentes de la industria, los ferrocarriles y las actividades de ocio.
  • Y los que se trasmiten por la estructura de la vivienda: de ello dependerán los materiales y cómo están empleados.

Mejora tu aislamiento acústico.

Para conseguir un buen aislamiento acústico, es necesario prestar atención a la envolvente de la vivienda o edificio, siendo ésta una parte fundamental en el aislamiento de la misma, como ya vimos en nuestro post sobre “cómo insonorizar una habitación”.

Desde HOCO os presentamos una serie de consejos para elegir ayudar a mejorar el aislamiento de tu hogar:

 

Consejos para mejorar el aislamiento.

  • Es muy importante localizar el ruido y determinar qué tipo de ruido es. En base a esto es cuando podemos actuar de una manera o de otra.
  • Aislar paredes, techos y suelo. Mediante una alfombra o instalación de suelo aislante puedes mejorar el aislamiento acústico. Algunos materiales que puedes utilizar en tus paredes son el cemento, la fibra de vidrio, el poliestireno expandido, la lana de roca, y el PVC.
  • Utilizar cortinas de alta densidad para filtrar las ondas de sonido del exterior ya que proporcionan una barrera acústica muy eficaz.

Elige ventanas que aíslan el ruido.

Desde HOCO te presentamos la mejor solución en aislamiento acústico para hacer de tu ventana una barrera al exterior.

  • Sistema de apertura: una ventana con apertura practicable da mucho mejor resultado, siendo un sistema más hermético, que una ventana corredera, puesto que esta última suele llevar juntas de cepillo.
  • El perfil: es muy importante el nivel de permeabilidad al aire y la atenuación acústica de los perfiles. Además el PVC como material, actúa como obstáculo reflector y, por sus propiedades morfológicas, aísla más que otros materiales.
  • Vidrios: elige una combinación correcta de espesores así como vidrios especiales o laminares, ya que siempre darán mayor aislamiento.
  • ¿Qué pasa con la persiana? Para un correcto aislamiento, en HOCO te recomendamos que la persiana sea con motor mejor que con cinta. Además existen materiales aislantes para el cajón de persiana que ayudarán mucho a su aislamiento.
  • Y, muy importante: una instalación profesional: de nada sirven todos estos esfuerzos si no se efectúa una correcta instalación de la ventana. Por eso, desde HOCO prestamos especial atención a este factor gracias a una instalación profesional debidamente cualificada.

Tu asesor especializado HOCO adaptará tu proyecto a tus necesidades para que no tengas de qué preocuparte.

Pide tu ventana aislante HOCO y disfruta del silencio en tu hogar.