¿Por qué es importante la orientación de tu casa en la elección de tus ventanas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
Ventanas con aislamiento térmico

A la hora de elegir unas ventanas aislantes y con la mayor eficacia, sin duda la orientación de la vivienda es un aspecto fundamental, ya que dependiendo de este factor las ventanas deberán soportar más calor o más frío en las distintas estaciones del año.

Como todos sabemos, no es lo mismo el sol de la mañana que el de la tarde, o el que calienta en verano o en invierno, por tanto, sabiendo que el sol sale por el Este y se pone por el Oeste, podemos hacer una previsión del tipo de ventanas que necesitará una vivienda para lograr la máxima eficiencia térmica y energética.

Aislamiento térmico de las ventanas según la orientación

La eficiencia energética de una vivienda tiende a maximizar la energía solar en invierno y minimizar el calor en verano. Por tanto, si hablamos de viviendas eficientes a nivel energético, las ventanas suponen un elemento esencial, ya que son las encargadas de filtrar la energía solar y contener el viento, la lluvia y el frío, de tal forma que unas ventanas de calidad pueden proporcionar buena iluminación y una cierta calefacción natural en invierno y climatización en verano. El objetivo siempre es proporcionar el máximo confort y bienestar a los habitantes de la vivienda.

La eficacia de una ventana no solo se mide por su material de fabricación, sino también por el vidrio utilizado. En este sentido juega un papel importantísimo la correcta elección del vidrio, puesto que este supone un 75-80% de la superficie del hueco. Con el vidrio HOCO Therm, al ser un bajo emisivo, evitamos la pérdida de calor dentro de la vivienda y son muy efectivos en lugares fríos con orientación Norte o Este.

El vidrio HOCO Sol, lo que hace es permitir el paso de la luz, pero impidiendo el paso al calor para evitar un aumento de la temperatura dentro de la casa. Estas ventanas aislantes de calor son más adecuadas para casas con muchas horas de luz orientadas al Sur o al Oeste. En el caso de que la vivienda esté orientada a distintos puntos cardinales, las ventanas que apuntan al Sur o Suroeste deberán contar con un buen coeficiente de ganancia solar para el invierno y un factor muy bajo de transferencia de calor al interior de la vivienda, es decir, un vidrio que aísle muy bien las radiaciones solares.

Tanto en el caso de las casas orientadas al Norte que reciben menos horas de luz y hay una diferencia más acusada de las temperaturas en el interior y el exterior de la vivienda, como las que apuntan al Sur, las ventanas deberán estar preparadas para soportar el frío, el calor y las condiciones climatológicas más adversas. Las más adecuadas son las ventanas con alta eficiencia térmica así como un alto grado de permeabilidad al aire.

Estudio personalizado de la vivienda

Cada vivienda tiene sus particularidades térmicas, no solo por su orientación, sino también por su estructura, diseño y materiales de construcción, de ahí la importancia de que un profesional estudie detenidamente todos estos elementos y descubra los posibles puentes térmicos y los lugares con deficiencias de aislamiento.

Después de este estudio, el profesional detectará los puntos débiles de la vivienda a nivel térmico y tratará de solucionarlos proponiendo las ventanas más adecuadas para crear el mejor ambiente en el interior de la casa y obtener la máxima eficiencia energética.

Después de este estudio, el profesional detectará los puntos débiles de la vivienda a nivel térmico y tratará de solucionarlos proponiendo las ventanas más adecuadas para crear el mejor ambiente en el interior de la casa y obtener la máxima eficiencia energética.

Por ejemplo, en el caso de las ventanas orientadas al Sur y Oeste, le podrán aconsejar un coeficiente solar bajo y que estén sombreadas para evitar el exceso de calor. Este resultado se puede conseguir con una combinación de HOCO Sol y HOCO Therm, para limitar la entrada de calor y la salida de calor/frío de la estancia, de esta manera conseguiremos controlar la temperatura. Gracias a estas soluciones, es posible absorber hasta un 70% de las radiaciones solares disminuyendo la sensación de calor dentro de la casa.

En las estancias orientadas al Norte o al Este, el profesional le podrá aconsejar un vidrio HOCO Therm de baja emisión, ya que el objetivo es que el poco sol recibido se mantenga y genere un calor prolongado en nuestra vivienda.

La orientación y el tipo de vidrio elegido son muy importantes para el buen funcionamiento de tus nuevas ventanas. Uno de los peores escenarios que se puede producir, es solicitar un vidrio HOCO Therm, bajo emisivo, en una orientación Sur/Oeste donde la incidencia del sol es tremendamente alta. En este caso, produciríamos un efecto invernadero, dejando entrar todo el calor del exterior y el vidrio HOCO Therm le estaría bloqueando la salida, por lo que la estancia se calentaría produciendo el efecto contrario al deseado.

La mayoría de nuestros clientes nos han confesado que su mejor decisión fue confiar en los profesionales a la hora de buscar un buen aislamiento y eficiencia energética para su vivienda. Unas ventanas bien instaladas duran mucho tiempo y, si se han elegido bien, proporcionan un nivel de bienestar y tranquilidad inigualable.

Si deseas cambiar tus ventanas o estás planificando la construcción de una vivienda, nuestra recomendación es que busques el asesoramiento de un profesional y elijas una empresa con experiencia, capaz de resolver cualquier problema y te proporcione todo lo que buscas en tu hogar, como es el caso de ventanas hoco. Contacta con nosotros para que un profesional HOCO te asesore personalmente para resolver cualquier duda o consulta y empieza a ahorrar en tus facturas de electricidad.