¿Vale la pena una ventana elevadora frente a la tradicional corredera?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
ventana elevadora

Ya hemos decidido instalar una ventana corredera entre dos ambientes. La decisión quizás no ha sido demasiado complicada, porque queríamos ahorrar espacio, una apertura de paso cómoda y disponer de mayor luminosidad. Además, son una buena opción en cuanto aprecio.

Pero llega la hora de decidir también si la queremos elevadora. ¿Cómo  son? ¿Es conveniente elegirla? ¿Vale la pena pagar más?

La diferencia entre una ventana corredera elevadora de una simple o  tradicional es que dispone de un sistema de herrajes diferente  y,  mediante un sistema mecánico de elevación, la hoja se levanta en el momento justo que empieza a deslizarse y, al elevarse, se evita el  rozamiento de los burletes con los carriles.

Instala sí o sí una ventana corredera elevadora en caso de…

  1. El espacio donde va instalada es de grandes dimensiones. En estos casos, ni lo pienses, la corredera simple será demasiado incómoda y pesada.
  2. La vas a abrir con bastante asiduidad. Tampoco te lo pienses. Las  elevadoras se deslizan con mucha suavidad, así que, si la vas a estar abriendo y cerrando frecuentemente, te valdrá la pena.
  3. Quieres un aislamiento hermético. Las ventanas correderas no aíslan de la misma forma que las de hojas, pero las elevadoras han ganado mucho  tecnológicamente y ya podemos afirmar que se pueden asemejar mucho más al de un sistema oscilobatiente. Ya no tendrás problemas con el frío/calor.
  4. En la casa hay una silla de ruedas. O se usan frecuentemente carritos con ruedas. En este caso, en el que la accesibilidad es muy importante, es  mejor la corredera elevadora ya que se instala a unos milímetrosdel suelo,  facilitando mucho el paso.
  5. Están en un lugar bastante ruidoso. Igual que evitamos las pérdidas de  frío o calor, la hermeticidad de estas ventanas evitarán los ruidos exteriores.

Se trata de saber si esa inversión de más que podemos hacer vale la pena, porque efectivamente, las elevadoras tienen un precio algo superior a las  tradicionales y son también más delicadas. Pero si repasas los cinco factores  anteriormente descritos y al menos tres de ellos son tucaso, la decisión  debería estar clara: corredera elevadora.

Consulta con tu asesor HOCO y te ayudará sin compromiso. Recuerda que si tienes alguna duda, también puedes contactarnos a través de nuestras redes sociales y te atenderemos con la profesionalidad que nos caracteriza.