¿Por qué elegir la persiana motorizada en tu ventana HOCO?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Una de las opciones que se nos plantea a la hora de elegir una ventana son sus complementos. Aunque en muchos países no tienen costumbre el uso de la persiana, para nosotros los españoles es un elemento indispensable, tanto para disfrutar de una noche tranquila como para añadir una protección extra a nuestra ventana.

Opciones de accionamiento.

Dentro de los diferentes sistemas para el accionamiento de la persiana, encontramos tres tipos:

  • La cinta: es el sistema más clásico y que más utiliza la mayoría de los fabricantes de ventanas. La cinta sale desde el cajón de la persiana para poder hacer la función de subida y bajada de la misma.
  • El cardan: un sistema poco utilizado que consiste en una barra articulada que, atornillada al cajón y conectada mediante un mecanismo interno, sube y baja la persiana girando la barra.
  • El motor: el sistema se recoge mediante un motor que se acciona apretando los botones de subida y de bajada. Dentro de esta opción encontramos diferentes tipos de motores, para conectarlos con pulsador o por mando.

Ventajas del motor en tu persiana.

Gracias a este sistema, la principal característica es que no encontraremos aperturas en la estructura de la ventana ni en el cajón, permaneciendo todo perfectamente sellado.

Si enumeramos las principales ventajas del motor en tu persiana, nos encontramos:

  • Mayor aislamiento: Al disponer de un cajón de persiana sellado, se evitan entradas de aire y ruido, así como disfrutar de un control de la temperatura que alcanza tu hogar al mantenerse dentro, sin escapes al exterior.
  • Sin esfuerzos: Gracias a este sistema, cualquier persona puede levantar una persiana sin ningún esfuerzo. Dependiendo del tamaño de la ventana o incluso puerta, este puede ser un problema importante que solventar.
  • Libertad de movimientos: ¿Tienes al bebé en brazos? ¿Estás cocinando? Podrás tener las manos ocupadas sin que sea un inconveniente para subir o bajar tu persiana.
  • Movilidad reducida: Se trata de una ayuda fundamental para personas que tengan movilidad limitada, tanto temporal como permanente.
  • Automatización: En la actualidad disponemos de sistemas en los que integrar la motorización, ya sea con centralitas wifi o con gestión de Apps. Esto nos permite generar escenarios automáticos de subida y bajada de persianas según horario y día, simulando una presencia en el domicilio que aporta una seguridad extra y supone un inconveniente a los amantes de lo ajeno.
  • Control por voz: El paso más importante para el accionamiento de las ventanas sin esfuerzo y a distancia, es la posibilidad de conexión a asistentes de voz, que permiten accionarlas con comandos predeterminados.

La ventana HOCO con persiana.

Ensayamos nuestras ventanas en laboratorios certificados externos con el fin de conseguir las mejores prestaciones para tu hogar. Es por eso que las principales ventanas HOCO, los modelos Confort y Luz, se fabrican en exclusiva con motor para sus persianas, puesto que mantenemos el máximo aislamiento en su conjunto y además, como hemos visto, nos trae muchísimas ventajas para el confort y la comodidad en nuestro hogar.

Pero, ¿Qué sucede si tu proyecto requiere que la persiana lleve cinta indispensablemente? No hay problema, tan sólo consulta con tu asesor HOCO y pregunta por las series Dúo y Eficiente.