Beneficios del vidrio con control solar para aislar tu casa del frío

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
Ventana: aislamiento térmico

Cuando se elige una ventana es importante tener en cuenta varios aspectos y uno de los principales es la exposición que va a tener al frío y el calor. Por tanto, si lo que deseas es tener un aislamiento térmico perfecto, hay que elegir adecuadamente los elementos más importantes de una ventana, como el perfil, el tipo de vidrio, la forma de apertura, las cámaras, etc.

Las ventanas de un material aislante como el PVC son las más adecuadas para lograr el mejor aislamiento posible, ya que evita que se transmita el frío o el calor desde el exterior al interior de la vivienda. De esta forma, se conserva una temperatura estable dentro de la casa independientemente de las condiciones climatológicas exteriores.

Aislamiento térmico en ventanas

Este es uno de los aspectos primordiales que diferencia unas ventanas de otras, ya que en invierno permite mantener el calor de la calefacción en el interior y en verano impide que las altas temperaturas penetren en la estancia. Si las ventanas instaladas disponen de un buen aislamiento térmico se reducen considerablemente los costes de la calefacción y el aire acondicionado.

Si una ventana no es capaz de ofrecer ese nivel de confort en un hogar es porque alguno de los elementos no tiene la calidad suficiente o no se ha planificado de manera óptima su instalación. Para que una ventana ofrezca los resultados esperados debe haber una combinación perfecta entre el perfil, el vidrio y el sistema de apertura y, para conseguirlo, un profesional debe planificar la elección e instalación de la ventana en base a las necesidades de la vivienda.

¿Cómo elegir el vidrio perfecto?

Sin duda el vidrio es uno de los elementos más importantes de una ventana y el que mejor hay que elegir para disfrutar del bienestar y el confort que todos queremos en nuestro hogar. El vidrio es el encargado de mantener la diferencia térmica existente entre el interior y el exterior de la vivienda.

Para elegir el vidrio perfecto, según las características de la vivienda, hay que tener en cuenta aspectos tan importantes como la transmitancia térmica (U), la transmisión luminosa o el factor solar (g). También influye el espesor del vidrio y la cámara de aire. Un experto te recomendará los baremos que necesita tu vidrio para lograr el mejor aislamiento térmico.

Son dos los requisitos imprescindibles que debe cumplir una ventana para aislar bien el frío y el calor:

  • Que tenga un factor U bajo: el factor U de transmitancia térmica indica la capacidad de aislamiento que tiene el vidrio. Cuanto más bajo sea este parámetro, más se reducen las pérdidas energéticas en el interior de la vivienda, consiguiendo ahorrar cuando las condiciones climatológicas son extremas. Un vidrio con un factor U bajo debe complementarse con la instalación de un buen marco.
  • El espesor del vidrio: un espesor de unos 4 o 6 mm suele ser una muy buena combinación además de una de las camaras de aire de 16 mm, sobre todo cuando hablamos de un triple vidrio que proporciona las mejores prestaciones.

Sumado a estas recomendaciones, un acierto seguro es instalar un vidrio de control solar o un vidrio bajo emisivo de control solar, como el vidrio HOCO Sol que sigue la fórmula para optimizar al máximo las horas de luz solar proporcionando una temperatura agradable en invierno y minimizando el calor en verano.

Para garantizar el aislamiento térmico dependiendo de la incidencia del sol, la combinación de vidrios HOCO Sol y HOCO Therm esa la solución perfecta. De esta forma se permite la entrada de luz natural pero se contiene el frío y el calor externo favoreciendo una temperatura constante en el interior de la vivienda.

En viviendas que están orientadas en zonas sombrías y no hay demasiada luz, la opción HOCO Therm es más recomendable, ya que permite una pérdida mínima de calor en el interior. De esta forma se aprovecha al máximo la luz natural que llegue a la estancia y se mejora mucho la eficiencia energética de la vivienda.

En cualquier caso, cada vivienda tiene unas características y unas necesidades muy distintas, por lo que resulta imprescindible que uno de nuestros especialistas examine la vivienda y planifique el tipo de ventana que se instalará en cada una de las estancias para conseguir el máximo aislamiento térmico y, como consecuencia, un importante ahorro anual en la factura de la electricidad y el gas. 

También es posible que la casa se encuentre ubicada en un entorno ruidoso y, además de disponer de ventanas con un buen aislamiento térmico, también necesite 

vidrios con tratamiento acústico, como es el caso de los vidrios HOCO Acustic. De ahí la importancia de incidir en un aspecto que, aunque parezca obvio, muchas personas no reparan en ello a la hora de elegir la empresa suministradora de ventanas y es contactar con un fabricante de ventanas de confianza que ofrezca las mejores soluciones para cada vivienda y productos de la máxima calidad.

Si llevas pensando un tiempo: “quiero cambiar mis ventanas” y necesitas resolver cualquier duda o deseas pedir un presupuesto, estamos a tu entera disposición. Te asesoramos para conseguir el máximo bienestar en tu hogar en cualquier época del año.