Ventanas y materiales, ¿cuál es el mejor?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
ventanas y materiales, ¿cuál es el mejor?

A la hora de elegir unas ventanas de calidad, queremos asegurarnos de que cumplan con todo aquello que esperamos de una ventana. Queremos que nos proteja del frío en invierno, del calor en verano, que proporcionen la luz suficiente para el hogar, que nos aíslen del ruido del exterior, que duren mucho tiempo y un gran etcétera. Podemos resumirlo en que esperamos que proporcionen el máximo nivel de confort a nuestro hogar. Para ello es necesario que el material de la ventana sea lo más eficiente posible. En el post de hoy queremos contaros algunas cosas que os ayudarán a elegir la mejor ventana del mercado. 

¿Cuál es el mejor material para ventanas?

A la hora de decantarnos por un material u otro tenemos que tener en cuenta cuáles son las necesidades de nuestra vivienda. Los materiales de ventanas más populares son de madera, aluminio y, por supuesto, PVC. Cada uno de estos materiales tiene una serie de ventajas y desventajas que veremos a continuación. 

Ventanas de madera

La madera, al ser un material natural, tiene un gran número de ventajas. Hay una gran variedad entre la que elegir y el acabado es muy estético. Se adapta fácilmente al espacio y tiene grandes propiedades aislantes

Las ventanas de madera son una muy buena opción a la hora de decantarnos por un buen aislamiento y una buena estética. Porque es un aislante natural y la podemos encontrar en un gran número de acabados y tipos. Lo cual hace que combine a la perfección con un gran número de estilos en el hogar. 

Si nos decantamos por este material tenemos que tener en cuenta que requiere de cierto nivel de mantenimiento. Dependiendo del tipo de madera y de los elementos climáticos a los que se vea expuesta, necesitaremos barnizar cada uno o dos años.  

Ventanas de aluminio

Una de las principales cualidades de este material y que lo convierte en otra de las posibles opciones, es que es muy resistente y soporta muy bien el paso del tiempo. Al ser un material ligero, la instalación es muy sencilla y no presenta demasiadas complicaciones. Aunque el aluminio no es un material aislante por sí mismo, a la hora de realizar ventanas, se incorpora la rotura de puente térmico para que pueda aislar el interior del hogar. 

A la hora de decantarnos por este material para nuestras ventanas, debemos asegurarnos que la misma incluye esta rotura del puente térmico para garantizar el mejor aislamiento

Ventanas de PVC

Por último pero no menos importante, tenemos las ventanas de PVC. Este material es otra de las opciones a considerar si buscamos tener ventanas aislantes en casa y conseguir una solución térmica. Al igual que los anteriores, tiene unas grandes propiedades aislantes, además que soporta muy bien los cambios de temperatura y las inclemencias del tiempo. El PVC es un material aislante natural, al igual que la madera, pero con muy poco mantenimiento. 

Al ahora de decantarnos por los diferentes materiales, tenemos que tener en cuenta las particularidades de nuestro hogar para elegir el que mejor se adapte al mismo. 

El mejor aislante: el triple vidrio. 

Además del material elegido, podemos incrementar las cualidades aislantes de la ventana incluyendo otros elementos como el triple vidrio. Se trata de un sistema que integra tres vidrios y dos cámaras de aire para garantizar el mejor aislamiento. Esto tiene un triple beneficio

  • Temperatura óptima. La ventana es la barrera entre el interior y el exterior del hogar. Por lo tanto, cuanto más consistente sea la misma, mejor controlaremos la temperatura interior. El aislamiento térmico que aporta el triple vidrio es inigualable. Aísla las estancias del frío y el calor exterior. 
  • Aislamiento acústico. Igual que hace de barrera frente al clima, también lo hará con el ruido. Lo notaremos especialmente si vivimos en una gran ciudad o en un lugar de mucho tráfico. Lo mismo ocurrirá con zonas de ocio nocturno o mucha actividad. Cuanto más molesta el ruido es por la noche y, aunque no podamos controlar lo que ocurre en la calle, sí podemos impedir que altere nuestro descanso. Lo notaremos en los grandes ventanales o la balconera de PVC que evitará notablemente que entre el ruido en nuestro hogar. 
  • Ahorro energético. Si conseguimos evitar que la temperatura de nuestra casa baje drásticamente en invierno o suba en verano, evitaremos poner la calefacción o el aire acondicionado respectivamente. Esto supondrá un considerable ahorro en la factura de la luz. Este tipo de ventanas de PVC también ayudan a conservar la temperatura del hogar. 

Si queremos reforzar estas cualidades, lo mejor es optar por una ventana de PVC con persiana o contraventana de PVC. 

En conclusión, a la hora de elegir el mejor material para nuestras ventanas tenemos que tener en cuenta nuestras preferencias y las particularidades de nuestro hogar. Y no debemos olvidar los elementos complementarios que van a contribuir a mejorar el funcionamiento de la misma. En HOCO somos expertos en aislamiento acústico y térmico. De modo que si estás pensando en mejorar el rendimiento de tus ventanas no dudes en hablar con nosotros