Rotura de puente térmico de la ventana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest
Rotura de puente térmico de la ventana

A la hora de elegir unas ventanas para nuestro hogar, es fundamental tener en cuenta cuáles van a ser las necesidades que vamos a tener que cubrir. Algunas de las más importantes serán un buen aislamiento térmico y acústico. Además, si estas cumplen de una manera eficiente su función, también pueden aportar un gran ahorro económico en la factura de la luz. Por eso el post de hoy queremos dedicarlo a una de las cuestiones de las que más hemos oído hablar: la rotura del puente térmico. A continuación vamos a ver qué es y cuáles son las  características y el funcionamiento del mismo. 

¿Qué es el puente térmico?

Se conoce como puente térmico a una zona concreta de determinados elementos como las ventanas, que favorece la transmisión del calor y el frío. Esto, en el caso de las viviendas, suponen un problema de aislamiento térmico del hogar. Implica que en invierno el calor generado por la calefacción puede perderse por las ventanas, así como puede entrar el frío del exterior. 

Las ventanas con puente térmico son aquellas que utilizan determinadas tecnologías para evitar que el mismo se produzca. Con ello, se busca reforzar las cualidades térmicas de determinados materiales que, por su naturaleza, no son aislantes naturales. Un ejemplo son las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico. 

¿Cómo funciona la rotura del puente térmico?

Para evitar la pérdida de calor y la transmisión de la temperatura entre el exterior y el interior, hay que romper el puente térmico del que hablábamos en el apartado anterior. El funcionamiento del mismo es sencillo, consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí. Entre ambas se incorpora un mal conductor térmico que consigue que se rompa el puente térmico. El conductor puede ser de diferentes materiales, pero en el caso de las ventanas de aluminio suele ser de PVC, debido a las propiedades aislantes del mismo. 

Características de las ventanas con rotura térmica

Como ya hemos visto, la rotura del puente térmico se utiliza para incorporar nuevas cualidades a las ventanas de determinados materiales que no son aislantes térmicos naturales. A continuación vamos a conocer algunas de las características de la rotura del puente térmico en las ventanas que lo incorporan. 

Aislamiento térmico

Como su propio nombre indica, el objetivo principal de la rotura del puente térmico es conseguir el mejor aislamiento térmico para el hogar. Esto nos reportará confort en el hogar. Teniendo en casa una temperatura adecuada independientemente de la temperatura del exterior. 

Ahorro energético

Al conseguir un buen aislamiento térmico en el hogar, podremos reducir tanto el uso de la calefacción como del aire acondicionado. Una vez que consigamos la temperatura perfecta en nuestra casa, el aislamiento térmico de nuestras ventanas, van a evitar las posibles filtraciones tanto del interior al exterior como viceversa. Por lo tanto, se reducirá la factura de la luz con la instalación de ventanas eficientes

Limitación de la condensación

La condensación se produce cuando hay un choque importante entre la temperatura del interior y del exterior. La misma puede producirse tanto en el interior del perfil de la ventana como en las paredes y el cristal. La condensación puede provocar humedades así como la aparición del moho negro, lo cual puede ser perjudicial para la salud. La condensación en ventanas con rotura térmica es mucho menor porque el mismo evita que ocurra. 

Ventanas de aluminio con rotura de puente térmico

Ahora que ya conocemos la necesidad de incorporar este tipo de tecnologías en determinados materiales, vamos a saber cómo funcionan las ventanas de aluminio con rotura térmica

El aluminio es un material que se utiliza habitualmente en la realización de ventanas, porque es muy ligero y manejable. Sin embargo, es un material frío por naturaleza y no es un buen aislante natural. Por ello es necesario que incorporen la rotura de puente técnico. En el mismo se incluye, habitualmente, una pieza de PVC entre la cara interna y la externa. El PVC, al ser un material aislante por naturaleza y un mal conductor térmico, ayuda a favorecer el aislamiento térmico de las ventanas. 

Ventanas de PVC

No queríamos terminar el post sin hablar de las ventanas de PVC. Este tipo de ventanas no requieren de la rotura del puente térmico debido a sus cualidades aislantes naturales. El PVC es un material aislante en sí mismo. Además, en Hoco nuestras ventanas de PVC incluyen triple vidrio para reforzar las cualidades aislantes de las mismas, tanto térmica como acústicamente. 

Esta es solo alguna de la información que vamos a necesitar antes de decidir incorporar una nueva ventana a nuestros hogares. Disponible además en un gran número de formatos: rotura de puente térmico en ventanas correderas, abatibles, deslizantes, etc. No dejes de contactar con nosotros para recibir el mejor asesoramiento.