Calidad del aire en interiores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on pinterest

Mantener una óptima calidad del aire en el interior de nuestro hogar siempre es importante. Pero ahora que nos encontramos en plena tercera ola por la presencia del COVID19, lo es mucho más. Uno de los factores que más influyen en la misma es la forma y asiduidad con la que ventilamos nuestras habitaciones, así como disponer de ventanas de calidad en nuestras casas. Por eso, el post de hoy lo vamos a dedicar a analizar cómo mejorar el estado del aire. ¡No os lo perdáis!

Factores que influyen en la mala calidad del aire

Antes de sumergirnos por completo en el tema y daros las claves para mejorar la calidad del aire de vuestros hogares, vamos a analizar qué puede estar corrompiéndolo. Algunos de ellos podremos controlarlos y otros no tanto. Vamos a conocerlos. 

Tabaco

No tenemos mucho más que añadir sobre lo perjudicial que es el tabaco para la salud. Este es el causante de un gran número de enfermedades y muchas de ellas pueden llegar a ser mortales. Lo mejor es evitarlo al 100%, al menos en el interior del hogar y, en cualquier caso, ventilar con asiduidad. 

Contaminación

Esto influye de manera considerable tanto en la calidad del aire interior como del exterior. Y, además, es algo que no se encuentra en nuestras manos poder modificar. La única opción que tenemos es evitar abrir las ventanas en las horas puntas. 

Humedades

Estas surgen por los cambios de temperatura entre el exterior y el interior y tiende a depositarse sobre superficies frías como el vidrio, espejos o azulejos. Aunque visiblemente solo nos percatamos de este fenómeno, la humedad puede instalarse en cualquier lugar de la casa. Y especialmente en los lugares menos aislados como son las paredes que rodean el perfil de las ventanas. Una de las principales consecuencias de esto es la aparición del moho negro, especialmente cuando no hay una correcta ventilación. Un invitado difícil de erradicar y muy peligroso para la salud. 

También pueden ser ocasionadas por un sistema de calefacción defectuoso. 

Polvo y ácaros

Aunque son más propensos a detectarlos aquellas personas que tienen cierto grado de alergia, no significa que no afecte también a los que no la padecen. Son considerados contaminantes biológicos y su exposición crónica puede traer problemas serios en la salud. 

Medidas para mejorar la calidad del aire

Ahora que ya sabemos qué está influyendo directamente en la calidad del aire de nuestros interiores y, por lo tanto, en nuestro grado de confort en el hogar. Vamos a explorar qué acciones podemos tomar para mejorarla. 

Ventilación

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que estamos realizando una buena ventilación del interior. De esta forma el aire cargado del interior va a ser sustituido por aire limpio del exterior. La ventilación no sólo da salida a los humos o partículas nocivas presentes en el ambiente, sino que evita que se formen humedades equilibrando el nivel de agua en el aire. 

Se recomienda ventilar el hogar al menos 10 minutos al día cada día. Lo mejor es hacerlo por las mañanas, ya que la casa habrá estado cerrada por la noche. También podemos realizar una ventilación cruzada que va a crear una corriente de aire renovando rápidamente el interior. 

En función del número de personas del interior y las actividades realizadas puede ser recomendable aumentar el tiempo o las veces en las que ventilamos

Las ventanas

Es uno de los factores más importantes a la hora de mejorar la calidad del aire de nuestro hogar. Es fundamental tener una ventana con grandes propiedades aislantes. Esto no solo mejorará la calidad del aire de tu hogar, si no el confort en general, ya que evitará filtraciones térmicas y ruidos del exterior. En HOCO os recomendamos que os decantéis por nuestras ventanas aislantes de triple vidrio

También va a ser importante elegir el tipo de ventana que mejor se adapte a vuestras necesidades. Para espacios grandes os recomendamos la ventana corredera PVC HOCO, que permite regular el espacio y en los más pequeños, ventanas abatibles para acelerar el proceso.

Purificador de aire

Por último, pero no menos importante, os recomendamos contar con un purificador de aire. Os va a ayudar a mejorar la calidad del aire tanto en lo referente a contaminación como bacterias e incluso a regular la humedad. 

En conclusión, la calidad del aire interior es fundamental para garantizar el confort y salud de los que allí viven. Existen muchas conductas que afectan al mismo, pero también podemos contribuir a evitarlas y contrarrestarlas en muchos casos. En HOCO nos preocupamos por tu salud y la de los tuyos. Por eso desarrollamos productos de máxima calidad que cubren todas tus necesidades. Evita humedades y mejora la calidad del aire con nuestras ventanas. ¿A qué estás esperando?