Ventajas de instalar ventanas de PVC en casa

Ventanas de PVC en casa

Elegir ventanas de calidad resulta fundamental, tanto si hablamos de una construcción nueva, como si lo que queremos es reformar la vivienda. Las ventanas proporcionan aislamiento térmico y acústico además de ofrecer una eficiencia energética al hogar que se traduce en un importante ahorro en la factura eléctrica y del gas.

En el mercado existen ventanas fabricadas con distintos materiales y a veces no es fácil elegir si no se cuenta con el asesoramiento de un profesional. En este post te aclaramos las dudas para que elijas de manera inteligente las mejores ventanas para tu hogar.

Ventajas de las ventanas PVC

Las ventanas de PVC tienen magníficas propiedades de aislamiento y también son perfectas para aumentar las medidas de seguridad en la vivienda, ya que tienen un refuerzo de acero que aporta mayor rigidez y resistencia a los golpes. Vamos a ver sus principales ventajas.

Aislamiento térmico

El PVC, en relación a otros materiales, aísla mucho mejor la vivienda del frío, el calor y las inclemencias del tiempo (lluvia, viento, nieve, etc). Además, no le afectan los cambios bruscos de temperatura, ya que la ventana permanece intacta ante distintas situaciones climáticas.

Esto se debe a que el PVC es un material no conductor, además de que sus cámaras de aire mejoran mucho la capacidad térmica y protegen el interior de la vivienda, lo que se traduce en una disminución del uso de la calefacción en invierno, y del aire acondicionado en verano.

Ventanas herméticas

Las ventanas PVC así como la triple junta de las ventanas HOCO, permiten un mayor nivel de hermeticidad que otros materiales, de tal forma que los agentes externos no tienen opción de penetrar dentro de la vivienda. Gracias a esto el hogar es mucho más saludable. Otro aspecto técnico a tener en cuenta es que disponen de esquinas que se han soldado de manera térmica, es decir, que no han sido pegadas, por lo que su nivel de aislamiento aumenta considerablemente en relación a otro tipo de procesos de fabricación.

Mantenimiento sencillo

El PVC no necesita prácticamente mantenimiento, ya que es un material que resiste perfectamente el paso del tiempo. Tan solo con utilizar agua y un jabón neutro se pueden limpiar las ventanas sin tratamientos especiales.

Durabilidad

Como hemos dicho, el PVC es un material muy resistente y, además, con una vida útil muy amplia. Las ventanas PVC podrían durar hasta 50 años con todas sus propiedades intactas, un dato a tener en cuenta.

Respeto por el medio ambiente

El PVC ofrece un aislamiento térmico muy alto, por lo que se reduce el consumo de la calefacción y aire acondicionado, ya que en invierno se reduce el frío y se optimizan las horas de luz, manteniendo la casa caliente, y en verano mantiene el calor fuera del hogar para conseguir una temperatura óptima. De esta forma se minimizan las emisiones de CO₂. Además, el propio material se fabrica con partículas de PVC reciclado, dando una segunda vida a ventanas que ya han alcanzado su vida útil.

Aislamiento acústico

Las ventanas de PVC, si se combinan con vidrios acústicos o triple vidrio, incrementan de manera importante su aislamiento acústico, de tal manera que los ruidos del exterior, especialmente si la vivienda está ubicada en una calle con excesivo ruido, se minimizan y se consigue un ambiente tranquilo y agradable en la vivienda.

Aumento de la seguridad

Las ventanas son uno de los puntos más vulnerables de una vivienda y por donde suelen entrar siempre los ladrones para cometer sus robos. Las ventanas PVC tienen perfiles reforzados con acero y sistemas anti-palanca que, junto a su triple junta, dificultan mucho la entrada de intrusos. Además, el PVC es muy resistente a los golpes y se pueden encontrar modelos con un nivel de seguridad muy parecido al de una reja. 

Ventanas ignífugas

El PVC es un material ignífugo que evita la propagación de las llamas en caso de incendio, ya que son autoextinguibles. Esta característica aumenta aún más la seguridad en el hogar, ya que en caso de producirse un incendio, las ventanas PVC actuarán como cortafuegos.

Versatilidad

Las ventanas de PVC permiten cualquier tipo de apertura: oscilobatiente, abatible, corredera, elevadora, etc, para adaptarse mejor a la entrada de luz natural y a las necesidades de cada hogar. Además dispones de distintos acabados y colores para elegir la que más te guste.

Como ves, las ventanas PVC proporcionan muchos beneficios a tu hogar. Desde HOCO, te recomendamos su instalación y el asesoramiento de un profesional a la hora de cambiar tus ventanas para adaptar tu proyecto a tus verdaderas necesidades. Contacta con nosotros, estamos a tu entera disposición.